Presupuestos de 2017: Lamentamos que la Junta haya desoído cualquier propuesta de mejora

Nuestra parlamentaria, Carmen Molina, apuesta por la creación de una mesa multidisciplinar para analizar las necesidades reales antes de llevar a cabo cualquier inversión en Fomento.

EQUO Andalucía ha rechazado esta semana los presupuestos aprobados por el Gobierno andaluz para 2017 con los votos a favor de los socialistas y de Ciudadanos, y que han obviado cualquier enmienda o propuesta de mejora por parte del resto de grupos de la oposición. En este sentido, lamentamos que desde el Gobierno de la Junta no se haya querido escuchar las enmiendas en las que hemos trabajado para conseguir unas cuentas que, efectivamente, pongan en el centro a las personas y favorezcan el cambio de modelo productivo y social en Andalucía.

Así lo ha señalado la parlamentaria de EQUO en el grupo de Podemos Andalucía, Carmen Molina, que ya en su intervención durante la sesión plenaria en la que se debatía la

Carmen Molina durante su intervención en la sesión plenaria.

aprobación del proyecto de Ley de Presupuestos para 2017 dejó clara la falacia que supone proponer el pequeño crecimiento presupuestario como solución a la actual situación de crisis, deterioro de los servicios públicos, de las condiciones laborales y de vida de las ciudadanas andaluzas y la progresiva privatización de los servicios y del patrimonio común. “Decir que reformas en la composición de las finanzas públicas pueden elevar el crecimiento del PIB per cápita es decir bien poco a favor de mejorar las condiciones de vida y laborales de la gente”, pues “el PIB no sirve para medir el grado de bienestar, de escasez o de infelicidad de los ciudadanos”, aseguró.

Más allá de la valoración general de los presupuestos planteados por el Gobierno andaluz para el próximo año, Carmen Molina ha analizado la propuesta en el apartado de Fomento y Vivienda, en cuya comisión ejerce como portavoz del grupo parlamentario. Así, nuestra diputada ha destacado que la inversión destinada a las políticas en este ámbito debe seguir avanzando en la efectividad del derecho a una vivienda digna de todos los ciudadanos andaluces, tanto como el derecho a unas infraestructuras, movilidad y transporte en consonancia con las necesidades actuales y anticipándose a los escenarios futuros esperables”.

En este sentido, desde el grupo se habían propuesto enmiendas para invertir en la elaboración de un diagnóstico territorializado sobre la conservación y calificación energética del parque de viviendas, la rehabilitación -también la energética- de barriadas y zonas deprimidas, o cómo avanzar en la creación de un Registro Público de Vivienda Protegida. La Consejería sin embargo, en la parte que corresponde a Fomento, se decanta por la inversión en nuevos trazados y acondicionamiento de carreteras, en variantes y adecuación de travesías y en actuaciones en otras infraestructuras viarias, por encima de la inversión en una verdadera vertebración territorial mediante ferrocarril.

 

 

“Como finalidad de los presupuestos para 2017 se destaca la intención de conseguir una red de carreteras completa y de calidad que favorezca la cohesión interna de la Comunidad. Sin embargo no parecen tener en cuenta que la energía consumida por el sector del transporte, es uno de los principales responsables del crecimiento de emisiones de gases con efecto invernadero y del deterioro de la calidad del aire, especialmente en el ámbito urbano”, ha indicado Molina, que ha reprochado que las cuentas no apuesten “de manera clara por el transporte público, colectivo, eficaz e intermodal en áreas urbanas y metropolitanas”, no priorice la movilidad urbana de bicicletas y peatones, y no ponga freno al “desmantelamiento ferroviario que venimos padeciendo en los últimos años”.

“El tren es un medio de transporte social, rentable y sostenible, y su mantenimiento sólo es posible si se revierten las ruinosas inversiones en AVEs. Pero la Consejería apuesta por una red de vías y autovías de gran capacidad, produciéndose de facto un claro abandono del ferrocarril. Se vuelve a invertir en transporte por carretera perjudicando al ferroviario”, sentencia la parlamentaria de EQUO, que también reclamó “la apuesta clara por una consolidación del Plan de la Bicicleta”.

En todo caso, Carmen Molina ha destacado que cualquiera de las acciones previstas en el apartado de Fomento cuenta con escasa dotación presupuestaria, lo que no da para poner en marcha todas las medidas deseables y debería obligar, antes de abordar cualquier actuación en estos programas inversores, a analizarlos en profundidad con una mesa multidisciplinar donde la participación ciudadana sea relevante.

“Sólo así se puede optar por las inversiones de movilidad y articulación más rentables económica, social y ambientalmente, pensando en un futuro a corto, medio y largo plazo y no permaneciendo instalados en el cortoplacismo de los cuatro años que dura una legislatura”, ha concluido nuestra parlamentaria.

 

No se admiten más comentarios