Pedimos que se busque una alternativa a las instalaciones del proyecto CEUS que no suponga la descatalogación de terreno protegido

El proyecto contemplado en la provincia de Huelva supone la descatalogación de una zona pública de uso forestal para destinarlo a un uso básicamente militar. Colectivos ecologistas vienen denunciando la afección que las instalaciones podrían tener en un territorio caracterizado por la presencia de linces y otras especies sensibles.

 

Maqueta del proyecto CEUS, que quieren desarrollar en el entorno de Doñana.

Desde EQUO Andalucía solicitamos el replanteamiento del proyecto CEUS, que contempla la construcción de un centro de ensayos y experimentación de sistemas no tripulados –drones- en término municipal de Moguer, Huelva, en el entorno del Espacio Natural de Doñana, donde se vienen llevando a cabo programas para la protección y conservación de especies como el lince ibérico.

El proyecto, que cuenta con la oposición de distintos colectivos ecologistas, contempla asimismo la descatalogación de una zona pública de uso forestal de clasificación A en un área protegida para destinarla a un uso básicamente militar, al venir a complementar las instalaciones que el Ministerio de Defensa ya tiene en la zona, donde se levanta el centro de ensayo de El Arenosillo del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.

Esta iniciativa, retrasada en varias ocasiones y en la que ha habido falta de transparencia en su declaración de prevalencia, elimina la protección de un espacio protegido para el desarrollo de un proyecto militar en una zona especialmente sensible, lo que no parece muy lógico. En este sentido, rechazamos el proyecto tal y como se encuentra planteado, apostando por buscar otra ubicación para el mismo y garantizar que las investigaciones que se desarrollan en el futuro centro van encaminadas a un uso civil de estos sistemas de vuelo no tripulados, al objeto de ir acabando poco a poco con la militarización de nuestras sociedades.

Así, apostamos por invertir en I+D+i  y explorar las oportunidades que nos brinda la industria aeronáutica sobre todo en una provincia como Huelva, que se ha caracterizado en las últimas décadas por la instalación de industria altamente contaminante en la que se han usado siempre los puestos de trabajo a modo de chantaje para con la ciudadanía, a la que se ha puesto en la falsa disyuntiva de tener que elegir entre un empleo o su salud y la de su entorno.

“En este sentido la industria aeronáutica, siempre que sus usos sean civiles, puede ser una alternativa interesante”, ha reconocido la coportavoz y parlamentaria andaluza, Carmen Molina, “pero no a cualquier precio y no volviendo a hacer uso de ese chantaje. El proyecto en sí es interesante, pero no la zona en concreto donde quieren llevarlo a cabo, pues los supuestos beneficios que han de llegar no pueden hacerlo a costa de

Pista proyectada en una zona forestal a descatalogar.

consecuencias irreparables en el entorno natural en el que, no lo olvidemos, en los últimos años se ha invertido mucho dinero de todas y todos”.

En este mismo sentido se ha pronunciado el también coportavoz andaluz, Francisco Sánchez Molina, para el que “Huelva se merece un empleo de calidad y sostenible, como es el empleo verde, porque siempre ha sido una tierra muy maltratada a pesar de su alto valor ecológico”. A su parecer “no podemos dar pasos atrás, debemos apostar de forma decidida por la conservación y uso sostenible de nuestra naturaleza. Andalucía debe seguir caminando para liderar las cifras de  empleo verde a nivel estatal y demostrar que otro modelo económico es posible. Confiamos en que este proyecto pueda emplear a muchas personas, pero pedimos que se repiense su ubicación así como su uso para fines bélicos. La I+D debe estar para mejorar la salud de las personas y del planeta, no para dañarlas”, ha concluido Sánchez Molina.

Consideramos que la reciente PNL presentada por el PSOE para instar al Gobierno a dotar de presupuesto el proyecto, dando por buena la ubicación actual, demuestra que ni los socialistas como partido ni el Gobierno andaluz ofrecen garantías suficientes para proteger el territorio de Doñana.

Desde EQUO Andalucía defendemos que la interferencia en los espacios frágiles y con alta protección ha de ser estrictamente la necesaria para su protección y mantenimiento, y en este caso apuesta por encontrar una alternativa menos invasiva que no ponga en riesgo un espacio al que en los últimos tiempos no dejan de acechar amenazas.

No se admiten más comentarios