Pedimos más recursos para poder atender a las personas migrantes llegadas a nuestras costas

Rechazamos las devoluciones en caliente y solicitamos un plan urgente de atención a los inmigrantes. Llamamos a la solidaridad de Europa para dar respuesta a esta emergencia humanitaria.

 

Desde EQUO hemos reclamado este viernes que se incrementen los recursos asistenciales para poder atender a los centenares de personas migrantes llegadas en las últimas horas a las costas andaluzas y que tienen saturados los centros habituales, a los equipos de atención, y los recursos de Salvamento Marítimo. Ante esta situación, reclamamos a al Gobierno un plan urgente que permita atender a todas estas personas –muchas de ellas enfermas o menores- y trasladarlas a otras poblaciones donde puedan recibir los servicios adecuados, teniendo en cuenta que localidades como Algeciras o Tarifa se encuentran colapsadas.

El Gobierno de Pedro Sánchez tiene la obligación de frenar las devoluciones en caliente tal como ha pedido la ONU en reiteradas ocasiones, y atender lo que es una verdadera emergencia humanitaria, ofreciendo una respuesta inmediata a la penosa situación que están viviendo estas personas y todas aquellas que altruistamente se están ofreciendo para atenderlas y se encuentran sobrepasadas y sin los recursos necesarios. Consideramos urgente el traslado de estas personas, con todas las garantías, a las ciudades que se han ofrecido para su acogida, al objeto de liberar los puntos de llegada y evitar el colapso que se está viviendo en los mismos.

“La respuesta del Gobierno debe ir en la dirección que establece la Declaración Universal de Derechos Humanos que, en su primer artículo, establece el deber de todos los seres humanos de comportarse fraternalmente los unos con los otros; deber que atañe especialmente a quienes ocupan cargos públicos”, ha señalado nuestro coportavoz andaluz, Francisco Soler.

Consideramos que debe abrirse un debate serio en Europa, que debe poner en marcha una política migratoria basada en la solidaridad con las personas que huyen de sus países de origen por razones bélicas, políticas o religiosas. Las políticas de cooperación con los países de origen, que sufrieron grandes recortes durante la crisis, deben reevaluarse e implementar medidas que contribuyan a paliar estas migraciones masivas. En palabras de nuestro coportavoz federal, Juantxo López de Uralde, “la Unión Europea tiene que comprometerse de una vez y desarrollar políticas de acogida en vez de sostener una posición de rechazo a los inmigrantes que está teniendo como consecuencia la muerte de cientos de personas en el Mediterráneo”.

Recordamos que ninguna persona es ilegal y la necesidad de cambiar el modelo económico y productivo del Norte, responsable en buena medida de los problemas que se padecen en el Sur.

Comentarios cerrados.