Parques naturales: posibilidades de empleo verde

El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, que celebra este año el treinta aniversario de su declaración, sería un lugar en el que se podría poner en marcha otro modelo de gestión que favorezca el emprendimiento respetuoso con la naturaleza. Queremos convertir el turismo sostenible en uno de los grandes motores de la economía andaluza.

Desde EQUO Andalucía hemos querido poner en valor el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, que ha cumplido 30 años desde su declaración como Parque Natural, destacando las posibilidades de los parques naturales en cuanto a creación de empleo verde y “otra forma de entender el emprendimiento y la economía”.

Vista de la Sierra de Cazorla.

Vista de la Sierra de Cazorla.

Una correcta gestión de los espacios naturales supondría un crecimiento en el número de empresas que podría desarrollar su actividad en torno a los mismos, en ámbitos como el turismo activo y de observación de la naturaleza, la hostelería, e incluso los productos alimentarios, relacionados con unos cultivos y una ganadería cercana y de calidad.

“El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas se ha convertido en uno de los principales destinos de turismo interior y de naturaleza no sólo de la provincia de Jaén, sino también de nuestra comunidad”, ha señalado nuestra coportavoz, Isabel Brito, “pero, como ocurre en otros muchos parques naturales, tenemos que seguir redundando en su protección, promulgando otro modelo y demostrando que la conservación de los espacios no está reñida con el desarrollo y la creación de puestos de trabajo, sino todo lo contrario: suponen toda una oportunidad que las distintas Administraciones no están siendo capaces de aprovechar”.

En este sentido, desde el partido verde apuestan por convertir el turismo sostenible y respetuoso con la naturaleza en uno de los grandes motores de la economía andaluza, desterrando el modelo turístico actual masificado y de explotación, y potenciando otra alternativa compatible con el desarrollo socioeconómico y también con nuestros recursos naturales y el entorno.

“Con los parques naturales tenemos la oportunidad de demostrar que la protección de la naturaleza genera riqueza y empleo”, ha insistido Brito, que ha apostado por promover esta dinámica en contraposición a lo que, por ejemplo, se está haciendo en Doñana. “Hay una gran diferencia entre impulsar actividades económicas compatibles con el entorno o apostar por sectores que ponen en peligro su conservación y coartan sus posibilidades de crecimiento, como puede pasar en Doñana si el proyecto de Gas Natural sale adelante”.

Se trata de dos maneras antagónicas de entender el desarrollo de las zonas en las que se encuentran estos parques naturales, y está bastante claro cuál es más ventajosa para los vecinos y vecinas de estos municipios. Es el bien común, general, del entorno y de las personas, frente al beneficio para una empresa privada. Y desde luego en este sentido nuestra apuesta está clara.

 

Comentarios cerrados.