Incineración de residuos en Andalucía: EQUO expresa en el Parlamento su rotunda oposición

Desde EQUO hemos expresado en el Parlamento Andaluz nuestra rotunda oposición a la incineración de residuos y reclamamos a la Junta un compromiso claro por alternativas limpias.

Queremos empezar recordando que la incineración de residuos supone riesgos para la salud de las poblaciones cercanas, una elevada posibilidad de pérdidas económicas para sectores como la agricultura y la ganadería o el turismo y, finalmente, una actividad que genera mucho menos empleo que otras alternativas como el reciclaje.

Por ello lamentamos la falta de una postura clara sobre el tema por parte del PSOE, que  votó en contra de la incineración en el Parlamento Andaluz mientras no se decide a prohibir la incineración en núcleos urbanos.

Ante la presentación de una Proposición No de Ley del Partido Ciudadanos a favor de la incineración de residuos en la cementera de Alcalá de Guadaira Portland Valderrivas, Carmen Molina, coportavoz de EQUO Andalucía y diputada en el grupo parlamentario de Podemos-Andalucía, se encargó de trasladar el rechazo del grupo y de EQUO a dicha iniciativa.

La propuesta de incineración de residuos en Alcalá de Guadaira fue finalmente rechazada al contar con los únicos votos a favor del PP y Ciudadanos, siempre ciegos en materia medioambiental y de sostenibilidad.

Carmen Molina, en rueda de prensa en el Parlamento.

Carmen Molina, en rueda de prensa en el Parlamento.

En palabras de Carmen Molina, vicepresidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Parlamento Andaluz, “La única justificación para pretender convertir las cementeras en incineradoras es sacar unos beneficios fáciles para la empresa, sin nuevas inversiones de entidad, despreciando el riesgo para la gente que vive cerca. Para ello, se recurre a chantajear a los trabajadores y trabajadoras con la amenaza del despido, obviando que un tratamiento más respetuoso con la salud de las personas y del entorno generaría mucho más empleo. En el conjunto de la UE podrían generarse hasta 750.000 puestos de trabajo más en el sector del reciclaje.”

Durante su comparecencia, Carmen desgranó un gran número de argumentos contrarios al propósito de la empresa cementera de obtener beneficios extras ante la caída de la demanda de cemento. Esta es una estrategia que la industria cementera, recientemente multada por práctica ilegales, está pretendiendo sacar adelante en todas sus fábricas, con riesgo para las poblaciones cercanas, destacando el caso de Cosmos en Córdoba, donde la fabrica se encuentra en pleno casco urbano, a 100 metros de un colegio.

La incineración, mal llamada “valorización”, debe ser la última de las opciones. Y reclamamos que se trabaje con la premisa de que no existen residuos sino recursos desaprovechados que deben ser recuperados.

Protesta contra la incineración de residuos en Alcalá de Guadaíra.

Desde 2014, la Plataforma contra la incineración de residuos en los Alcores, de la que forma parte EQUO desde sus inicios, ha venido denunciando los graves riesgos para la salud que supone esta práctica, riesgos vinculados a la emisión de contaminantes tóxicos como dioxinas y al necesario transporte de residuos tóxicos para servir de combustible desde largas distancias, ya que la cementera de Alcalá tiene permisos para incinerar hasta 292.000 toneladas al año, una cantidad que excede en mucho la generada en la zona.

Asemás, recurrir a la incineración contraviene todas las recomendaciones europeas e internacionales sobre la lucha contra el cambio climático, proceso que Andalucía está ya sufriendo de forma especialmente sensible, con records de temperatura crecientes, con sequías cada vez más duras y con sectores económicos estratégicos, como el agroganadero o el turístico, especialmente expuestos.

Frente a una visión de beneficios a corto plazo para algunos, EQUO reclama una apuesta por un modelo energético y productivo sostenible social y ambientalmente a largo plazo.

Comentarios cerrados.