#MásParaEducación: Lamentamos que Andalucía siga a la cola en gasto por alumno

Ante el inminente inicio del curso, recordamos la necesidad de blindar el presupuesto de Educación, garantizando que el mismo nunca baje, como mínimo, del 5% del total. La bajada de la ratio, la cobertura inmediata de las vacantes y un sistema educativo que no responde a los retos reales de la sociedad vuelven a ser carencias recurrentes en este inicio de curso.

 

EQUO Andalucía ha lamentado esta semana que nuestra comunidad vaya a iniciar un nuevo curso escolar “con la cara colorada”, tras hacerse públicos los datos –referentes a 2014- del Ministerio de Educación, que la vuelven a situar a la cola en gasto por alumno: 4.510 euros mientras en otras como el País Vasco llegan a duplicar esta cifra, con 8.976 euros por alumno.

“En 2014 la inversión por alumno fue claramente insuficiente para garantizar una educación pública universal y de calidad, situándose la media a nivel nacional en apenas 5.529 euros; pero es que en Andalucía ni siquiera alcanzamos ese gasto medio, mientras a la Junta se le llenará la boca estos días hablando de educación”, ha señalado la coportavoz de EQUO en Andalucía y parlamentaria, Carmen Molina, que ha recordado además que reivindicamos el blindaje del presupuesto para Educación en Andalucía a fin de garantizar que éste nunca suponga menos del 5% del total.

“Queremos más –de hecho, en nuestro programa electoral apostamos por el 7%-, especialmente porque toca recuperar los derechos y condiciones que la comunidad educativa se ha dejado por el camino en estos años de sangrantes recortes, pero analizando las cifras actuales este porcentaje supondría al menos una mejora”, ha indicado Molina.

Por su parte, el también coportavoz de EQUO en Andalucía, docente de profesión, Francisco Sánchez Molina, ha señalado la bajada de la ratio, la cobertura inmediata de las vacantes, y un sistema educativo que no responde a los retos reales de la sociedad como “las carencias recurrentes que volvemos a encontrarnos ante este inicio de curso”.

Vivimos en una de las regiones con la ratio por alumnado más alta, por mucho que la Consejería de Educación trate de colarnos cifras mediante fórmulas y trampas aritméticas que para nada reflejan la realidad de nuestros centros escolares y abordan las necesidades específicas de nuestro alumnado.

Igualmente, para Sánchez Molina resulta fundamental que se incorporen a las aulas “temáticas y herramientas que nos permitan formar en los retos reales a los que se enfrentan las personas, como son la violencia de género como lacra, una sociedad cada vez más diversa en todos los sentidos, o el desafío que plantea el cambio climático”.

Por ello, reclamamos tanto al Gobierno central como a la Junta de Andalucía una inversión suficiente y estable que garantice una educación pública universal y de calidad y acabe con el proceso de privatización que se ha venido favoreciendo en los últimos años mediante la reducción en la oferta de plazas en la pública, la eliminación de módulos en distintas especialidades, o el impulso a los conciertos.

 

No se admiten más comentarios