Más democracia, más participación

Hablar estos días de democracia es tratar de regresar a las polis griegas y devolverle el poder al pueblo. Pero hoy esto no es suficiente. Hoy es necesaria una democracia como herramienta de igualdad, como herramienta para romper ese binomio que ostentan el mercado y el gobierno frente a la ciudadanía.

Tras la apuesta democrática que se inició en la Transición Española, ahora es necesario un nuevo modelo que prevea el avance tecnológico y que permita una democracia directa y participativa.

Estas propuestas  nacen desde la democracia interna de las organizaciones que, como en el caso de EQUO, permiten no solo elegir al candidato y la lista por sufragio universal, sino que además, con la tecnología actual, y la futura, permiten la participación directa de los ciudadanos en la elaboración de la documentación necesaria para crear un programa electoral desde la base.

Hay que avanzar en la necesidad de establecer el marco que permita a los ciudadanos y a las ciudadanas asumir su responsabilidad para participar en procesos deliberativos. Este marco debe permitir un desarrollo tecnológico suficiente para garantizar la participación. Será necesario romper con la brecha digital por medio de la alfabetización digital y el acceso gratuito, tanto a la información como a la participación.

Evidentemente, esta necesidad es tan revolucionaria que ya fue aprobada por la Constitución de 1978, cuyo artículo 23 indicaba: “Los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal”.

En resumen, Equo se compromete a continuar celebrando asambleas abiertas en las que explicar a los ciudadanos y a las ciudadanas su modelo de gestión; a avanzar en el proceso participativo a través de la red hacia un modelo de democracia directa; a establecer una normativa que permita al conjunto de la sociedad intervenir directamente en la toma de decisiones y que facilite el acceso a la información necesaria para ello.

Equo se compromete a liderar el proceso hacia un modelo de e-gobernanza que facilite a los ciudadanos y a las ciudadanas la participación directa en la política.

Comentarios cerrados.