Los PGE para Andalucía: ni suficientes, ni acertados

En vez de presentar unos presupuestos sociales, el PP incrementa las partidas, por ejemplo, de Defensa. Reprochamos al Gobierno que no cumpla con la inversión que recoge el Estatuto de Autonomía y no apueste por sectores fundamentales como el ferrocarril tradicional o la lucha contra la violencia machista.

 

 Insuficientes pero, además, equivocados. Esa es la valoración que hacemos de los Presupuestos Generales del Estado presentados este martes por el Gobierno del Partido Popular, que vuelve a castigar a Andalucía con una inversión que, además de no trasladar a la ciudadanía la tan cacareada recuperación, pues no compensa los brutales recortes de los últimos años, no se centra en las cuestiones fundamentales. No aciertan en los objetivos.

El coportavoz federal de EQUO, Juatxo López de Uralde, valorando los presupuestos.

Así lo ha señalado la coportavoz de EQUO Andalucía Verdes, Carmen Molina, que ha reprochado que “en vez de presentar unos presupuestos sociales, el PP incremente las partidas, por ejemplo, de Defensa, mientras obvia necesidades acuciantes como la lucha contra el cambio climático, la transición energética, la conveniente dotación económica del Pacto de Estado contra la violencia machista, o la reconversión del modelo productivo”.

EQUO, que a nivel federal ya ha valorado que estas cuentas van contra el medio ambiente, reprocha además que los presupuestos suponen una bajada en atención a personas desempleadas, una merma para recursos en dependencia, cultura o memoria histórica, así como una continuidad en el abandono del mundo rural, donde pese a la problemática de la despoblación y al anuncio de la creación de un Comisionado para el reto demográfico en enero del año pasado, el Gobierno otorga al mismo un presupuesto de cero euros, como también sigue sin presupuesto la Ley sobre desarrollo sostenible en el mundo rural, o continúa estancado por tercer año consecutivo el Programa Nacional de Seguros Agrarios, “a pesar de que esta es la principal medida política de apoyo a los agricultores y ganaderos en su capacidad de adaptarse al cambio climático”.

“Estos PGE no cumplen con nuestro Estatuto, porque no invierten según nuestro peso poblacional, y además no apuestan por sectores fundamentales para Andalucía como el ferrocarril tradicional, que vertebra el territorio, propicia la fijación de la población rural, y favorece el transporte de mercancías y personas de un modo sostenible”, ha valorado por su parte el también coportavoz andaluz, Francisco Sánchez Molina, que ha criticado que la inversión –“muy deficiente en cualquier caso”- siga primando la alta velocidad y el transporte por carretera, o proyectos como la construcción de buques de guerra en vez de dotar suficientemente el Corredor Mediterráneo y la línea Algeciras-Bobadilla, por ejemplo.

Se trata de una oportunidad perdida que vuelve a confirmar, por si alguien aún tenía dudas, el modelo que defienden el Partido Popular y Ciudadanos, cómplices necesarios para sacar adelante estas cuentas, que no tienen en cuenta las necesidades de la mayoría de las personas, careciendo de sensibilidad social y medioambiental.

Comentarios cerrados.