Llamamos a vivir un Rocío sin maltrato animal y respetando los espacios naturales

Volvemos a insistir este año en la necesidad de garantizar que los animales que participan en la romería reciben un trato adecuado y recordamos además que las hermandades, algunas de las cuales inician hoy lunes su camino, transitan por espacios de gran valor ecológico, por lo que les instamos a intentar que el impacto sea el menor posible.

 

Ante el inicio de los caminos de distintas hermandades hacia la aldea del Rocío este lunes, desde EQUO Andalucía Verdes realizamos, un año más, un llamamiento a disfrutar de una romería sin maltrato animal y respetando los espacios naturales privilegiados por los que las filiales transitan.

Así, insistimos en las recomendaciones que se han venido haciendo en anteriores ediciones al objeto de evitar el sufrimiento de los animales que participan de las peregrinaciones, así como tratar que el impacto de las 121 hermandades que esta semana transitarán por espacios de alto valor ecológico sea el menor posible.

Realizamos un llamamiento a los rocieros invitándoles a demostrar su sensibilidad tanto con los animales como con los entornos naturales privilegiados por los que discurre su camino, denunciando cualquier actitud ilícita que presencien en este sentido, y evitando así que el comportamiento mayoritariamente ejemplar del colectivo rociero quede ensombrecido por la actitud de una minoría. “Queremos que este año ningún animal pague la fiesta y que las tradiciones y creencias religiosas se celebren desde el respeto a la vida animal”, ha declarado el coportavoz de EQUO Andalucía Verdes, Francisco Sánchez Molina.

En este sentido, instamos a procurar el descanso adecuado a los animales que acompañen a las hermandades; alimentarlos e hidratarlos correctamente; comprobar la utilización de monturas adecuadas y evitar el uso de aperos que provoquen heridas o rozaduras a los animales; acudir al puesto veterinario más cercano en caso de advertir algún síntoma extraño o herida de cualquier tipo; y, sobre todo, denunciar inmediatamente cualquier situación de maltrato animal que se presencie o conozca.

Más allá de estas recomendaciones, volvemos a reclamar a las Administraciones que extremen la vigilancia y los efectivos para garantizar la seguridad de las personas y también de los animales, ofreciendo estadísticas oficiales sobre los equinos y bovinos que resulten muertos o heridos durante la Romería y evitando que las empresas o propietarios responsables de estos episodios reincidan cada año.

Asimismo, recordamos la obligación de recoger la basura generada y depositarla en los puntos habilitados para ello, evitar especialmente cualquier riesgo de incendio, y procurar la menor afección posible sobre la fauna y la flora de los caminos, que en algunos casos transcurren incluso por espacios protegidos.

Comentarios cerrados.