Lamentamos el retroceso que supondrá el nuevo Gobierno en Andalucía

Esperamos que el próximo día 15 sean miles las personas que secunden la movilización feminista convocada por la mañana en Sevilla, ante el Parlamento andaluz, y por la tarde en las diferentes ciudades.

Desde EQUO Andalucía Verdes lamentamos el retroceso en cuanto a derechos conquistados que supondrá el nuevo Gobierno en Andalucía, tras haber asumido el Partido Popular algunas de las peticiones de la ultraderecha. Que la investidura se fundamente en un acuerdo según el cual se potencia la educación privada, se ponen en tela de juicio algunos derechos de la mujer, se persigue la inmigración o se pretenden privilegiar la caza y la tauromaquia -entre otros aspectos-, es una pésima noticia.

“No hay duda de que, sobre estas premisas, nos esperan años muy negros en Andalucía, en los que será más necesaria que nunca la ecología política y la unión y determinación de todos los colectivos sociales y organizaciones que defendemos los derechos conquistados”, ha señalado nuestro coportavoz andaluz, Francisco Soler.

En este sentido, desde EQUO realizamos además un llamamiento a secundar de forma masiva la movilización feminista convocada para el próximo día 15 y a la que ya se han adherido cerca de un centenar de colectivos de mujeres que no están dispuestas a permitir que este nuevo Gobierno suponga un retroceso en los logros que se han conseguido en los últimos años respecto a igualdad.

Bajo el lema ‘Ni un paso atrás en igualdad. Nuestros derechos no se negocian’, se espera que miles de personas, entre ellas muchas integrantes de EQUO, se concentren por la mañana del próximo día 15 en Sevilla, frente al Parlamento andaluz, y por la tarde en las diferentes capitales de provincia no solo de Andalucía, sino de todo el territorio español, para mostrar su rechazo a los intentos de los nuevos ‘socios’ de Gobierno de negociar y recortar en aspectos relacionados con los derechos de las mujeres y las violencias machistas.

Esperamos una respuesta contundente de la sociedad civil, que seguro demostrará que hay cuestiones fundamentales que no pueden ser moneda de cambio y deberían permanecer ajenas a los vaivenes políticos.

Comentarios cerrados.