Consideramos que la rebaja anunciada en el decreto de sequía es irresponsable

Las consideraciones del consejero de Medio Ambiente, que ya ha anunciado que las medidas se suavizarán, son prematuras. El principio de precaución ante el escenario de cambio climático al que nos enfrentamos debería hacer que se establecieran márgenes de reserva más ambiciosos.

 

 Desde EQUO Andalucía Verdes criticamos la decisión de la Consejería de Medio Ambiente de, según ha señalado su titular, José Fiscal, suavizar el decreto de sequía tras las últimas lluvias. Una decisión que no es solo prematura, sino también irresponsable, pues no tiene en cuenta el nuevo escenario de cambo climático al que nos enfrentamos, que debería hacer que se establecieran márgenes de reserva más ambiciosos.

Así lo ha señalado nuestro coportavoz andaluz, Francisco Sánchez Molina, que ha recordado que la situación hidrográfica en Andalucía sigue siendo muy delicada pese a las últimas lluvias y la consecuente mejora de los embalses. “Los acuíferos tardan mucho más en recuperarse, y más teniendo en cuenta la presión extrema que vienen sufriendo en los últimos tiempos en algunas zonas de Andalucía, donde la agricultura intensiva y las infraestructuras de gran consumo de agua los tienen totalmente esquilmados”, ha explicado Sánchez Molina.

“Si el decreto original era ya poco ambicioso, las rebajas de Fiscal van a dejarlo en mero papel mojado. Este decreto es una careta verde más de la Junta de Andalucía, que sigue sin abordar de frente la escasez de agua en nuestra tierra, posiblemente el problema más grave dentro del contexto de cambio climático en el que vivimos”, ha insistido.

“El cambio climático supone más sequías y menos precipitaciones en general, y el principio de precaución debería hacer que se establecieran más reservas antes de levantar restricciones, algo de lo que ya está hablando el consejero”, ha indicado por su parte la también coportavoz de EQUO Andalucía y parlamentaria, Carmen Molina, que ha considerado que una rebaja en este decreto sería imprudente, dado que “la sobrexplotación sistemática a la que están sometidos nuestros acuíferos difícilmente se recupera con las lluvias que están cayendo estos días”.

“La única solución ante los recurrentes problemas que nos venimos encontrando es desarrollar una política de aguas seria, coherente y a largo plazo, teniendo en cuenta la realidad de nuestra tierra y el nuevo escenario climático, y no a golpe de decretos y trasvases, que es como se viene haciendo”, ha concluido Molina. “Insistimos siempre en lo mismo: estamos gestionando el agua como si fuese un recurso infinito, cuando no lo es”.