La gestión de los programas Emplea Joven y Emplea +30 deben ser adecuadamente gestionados.

Tal y como están las cifras de desempleo en nuestra comunidad autónoma, reclamamos a Susana Díaz que asegure en toda Andalucía los seis meses de contratación de los programas Emplea Joven y Emplea +30.

Entendemos que sería escandaloso devolver fondos europeos destinados a fomentar el empleo con cerca de un millón de personas sin trabajo.

Desde EQUO Andalucía entendemos que si la Junta dispone de fondos europeos para garantizar 6 meses de contrato a las personas beneficiarias, sería inmoral e injusto escudarse en retrasos burocráticos para castigar a quienes han podido acceder a estos contratos, en general parados y paradas de larga duración o con situaciones familiares de gran dificultad.

A esto se suma la discriminación que introducen las diferentes fechas de firma de dichos contratos. Ante esta situación, es imprescindible que se extienda el plazo de dicha convocatoria para que se puedan completar los seis meses en todos los casos, evitando el bochorno de que una de las regiones europeas con mayor tasa de desempleo devuelva fondos para el fomento del empleo.

En palabras de Pepe Larios, coportavoz de EQUO Andalucía y candidato en las listas de Podemos por Córdoba: “Finalizar los contratos el 31 de mayo, fecha fijada en el decreto de convocatoria, cuando en Córdoba algunos de los contratos se han firmado la semana pasada, supondría privar de casi la mitad del tiempo de trabajo a personas que lo necesitan de forma urgente. Es imprescindible hacer un esfuerzo político para que esto no suceda.”

También reclamamos que se eliminen los retrasos en los pagos que están afectando a las Asociaciones y Entidades sin Ánimo de Lucro, en general de pequeño tamaño, y que están generando a estas graves problemas para abonar salarios y cargas sociales, por lo que de nuevo, existe un problema de discriminación entre algunas trabajadoras y trabajadores, que están cobrando puntualmente, y otros, que aún no lo han hecho.

Nosotros consideramos que los programas Emplea Joven y Emplea +30 son un paso positivo, aunque insuficiente, para luchar contra el desempleo, que afecta a más del 34% de la población activa -59% entre los jóvenes- totalmente dependiente de la financiación europea, sin que la Junta o los Ayuntamientos hagan esfuerzos propios contra el desempleo.

Igualmente, exigimos de los beneficiarios de las subvenciones (Ayuntamientos y ONGs, especialmente los primeros), que den un buen uso a unos trabajadores y trabajadoras que pueden rendir un gran servicio a la ciudadanía, a través de proyectos bien concebidos y ejecutados, ante los testimonios públicos de falta de organización.

Según Carmen Molina, coportavoz de la formación política y miembro de la candidatura de Podemos por Málaga: “Sabemos que hay sitios donde los trabajadores y trabajadoras no tienen directrices claras, donde no hay ordenadores para realizar los trabajos que supuestamente están desarrollando. Faltan mesas, sillas, espacios de trabajo. Algunos Ayuntamientos se han lanzado a pedir proyectos para contratar al máximo número de personas, pero ese dinero público debe revertir a la sociedad en su conjunto a través de un trabajo bien planificado y ejecutado, no de contratos vacíos. Igualmente, las personas contratadas necesitan, tanto como un salario, una labor con sentido, que les ayude a sentirse de utilidad y productivos. Los andaluces y andaluzas queremos trabajo, no subsidios”.

Comentarios cerrados.