Exigimos a Medio Ambiente que garantice la descontaminación de los terrenos de Repsol en Málaga

Nuestra coportavoz y parlamentaria Carmen Molina lleva este jueves el asunto a la Cámara andaluza, insistiendo en la necesidad de que se realice un nuevo procedimiento de evaluación de riesgos por parte del Ayuntamiento, que debería apostar por la creación de un bosque urbano en ese espacio.

 

EQUO Andalucía, mediante su coportavoz y diputada en el grupo parlamentario de Podemos Andalucía, Carmen Molina, pregunta este jueves al consejero de Medio Ambiente acerca del estado de los antiguos terrenos de Repsol contaminados por hidrocarburos en Málaga capital y las medidas que piensa tomar para obligar al Ayuntamiento a descontaminarlos.

Carmen Molina durante su intervención en la sesión plenaria.

Lo hace mediante una pregunta oral en la sesión plenaria de este jueves, hasta la que Carmen Molina lleva el asunto para instar a la Consejería a cumplir con las funciones de “inspección, vigilancia y control” que le atribuye la ley y que no se estarían llevando a cabo en la actualidad respecto a estos terrenos, donde análisis demuestran la persistencia de la contaminación debido a la actividad sostenida en el pasado.

Actividad, en concreto, de la empresa Repsol, que en su día realizó una labor de descontaminación “definiendo los rangos de valores de hidrocaburos totales de petróleo y de hidrocarburos libres que supusieran un riesgo aceptable para las personas”; rangos que, sin embargo, se establecieron en base a un planeamiento urbanístico modificado en la actualidad, contemplando ahora la multiplicación de la edificabilidad, incluyendo nuevos viales y rascacielos, lo que supone obras de cimentación más profundas.

“Estos cambios, por sí solos, deberían haber sido suficientes para que el ayuntamiento, propietario mayoritario de los terrenos, hubiera acometido un nuevo procedimiento de evaluación de riesgos”, señala Molina en su exposición de motivos, destacando que “es imperativo que, antes de cualquier intervención urbanizadora, se confirme si la descontaminación realizada se adecua al nuevo planeamiento y la legislación vigente”.

En su exposición, nuestra coportavoz también recuerda que los análisis llevados a cabo por la plataforma ciudadana Málaga Ahora confirman que la contaminación está presente en estos suelos, que “de ningún modo deberían destinarse al uso eminentemente especulador y urbanístico que se le quiere dar por parte del Ayuntamiento de Málaga”.

En este sentido, Molina ha recordado la reivindicación ciudadana que compartimos desde EQUO y que solicita que los terrenos se destinen a la creación de un bosque urbano que sirva de pulmón verde a una ciudad que tras su crecimiento desmesurado en las últimas décadas, efectivamente necesita un espacio de estas características para cumplir con los criterios europeos de sostenibilidad en entornos urbanos altamente densificados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *