Tememos que el anuncio sobre la retirada del amianto en los colegios es solo una estrategia electoral

Pese a que el PSOE votó en contra de la PNL presentada por nuestra diputada y coportavoz, Carmen Molina, solicitando la eliminación del amianto de todos los colegios andaluces, el Gobierno de la Junta anuncia ahora que diseñará un plan de retirada “progresiva”.

Nuestra coportavoz y diputada en el grupo parlamentario de Podemos Andalucía, Carmen Molina, ha  acogido con “cautela” el anuncio realizado por el Gobierno andaluz sobre la puesta en marcha de un plan para retirar el amianto de los colegios de nuestra región.

Pese a que el PSOE y Ciudadanos tumbaron la semana pasada la Proposición No de Ley (PNL) presentada en la Comisión de Medio Ambiente por la coportavoz de EQUO Andalucía, Carmen Molina, en este mismo sentido, ahora el Gobierno andaluz, ante la presión de las AMPAS y los distintos colectivos que exigen la eliminación de este material, ha

Carmen Molina, en rueda de prensa en el Parlamento.

Carmen Molina, en rueda de prensa en el Parlamento.

anunciado que en 15 días presentará una “propuesta de retirada progresiva” del amianto de los colegios andaluces.

“Esperamos sinceramente que no sea un simple anuncio electoralista con el que el Gobierno de la Junta trata de apuntarse el tanto, tras las críticas que estaba recibiendo por parte de las madres y padres”, ha señalado Carmen Molina, al tiempo que ha dudado de que el plan que se presente “cumpla con las expectativas”.

En este sentido, nuestra coportavoz ha recordado que la PNL presentada por el grupo parlamentario de Podemos recogía, atendiendo a las recomendaciones realizadas por la Unión Europea en materia de eliminación del amianto, la elaboración de un calendario de retirada  segura  en dos tiempos; en primer lugar y de forma urgente en los colegios que tienen amianto con más de 30 años o estén en peor estado, para posteriormente promover que el amianto de todos los centros educativos quede erradicado antes de 2030, fecha en la que se estima que el 87% de este material ha cumplido 40 o más años y ha llegado al fin de su vida útil.

Sin embargo, “el Gobierno sólo habla de actuar en centros  de ‘cierta antigüedad’ y previa petición de las AMPAS, cuando en un tema tan importante como éste, en el que hablamos de miles de niños y niñas expuestos a un material cancerígeno, no debería haber diferencias y la actuación debería ser global”.

Así lo dejan claro las resoluciones de la UE, que establecen que todos los tipos de amianto resultan peligrosos. Su efecto perjudicial se ha documentado y reglamentado y ya en 1977 un grupo de expertos encargado por la Comisión Europea concluyó que “no existen pruebas teóricas de que exista un límite de exposición por debajo del cual no haya riesgo de desarrollar un cáncer” y que “no se ha establecido un nivel seguro de exposición al amianto”, una opinión que ha sido confirmada a lo largo de los años por todos los organismos científicos consultivos.

Por ello, “no  podemos entender que se vaya a tratar de diferenciar entre colegios: todos en los que haya amianto, sin excepción, deben ser intervenidos”, ha sentenciado Molina, que ha asegurado que desde el grupo parlamentario “permaneceremos vigilantes” ante la actuación del Gobierno andaluz, “porque no nos vale que un tema de tanto calado se quede en un mero anuncio electoralista”.

Comentarios cerrados.