Denunciamos la falta de agilidad en el tratamiento del vertido de crudo en Algeciras

Un fallo mecánico en la monoboya de Cepsa está detrás del derrame que ha afectado a la Bahía. Reclamamos la intervención rápida de todos los medios para limpiar el vertido y exigimos transparencia en la gestión del accidente.

EQUO Andalucía ha lamentado este miércoles la “falta de agilidad” con la que desde la empresa Cepsa han actuado respecto al tratamiento del vertido de crudo de alrededor de 500 litros registrado en la Bahía de Algeciras y provocado, supuestamente, por el fallo mecánico en una de las monoboyas de la compañía.

“Los accidentes pueden ocurrir, pero la capacidad de reacción de una empresa como Cepsa debería ser mucho mayor”, ha señalado la portavoz de EQUO en Algeciras, Anabel Marín, que ha reprochado el retraso en la activación del Plan de Emergencia Marítimo (PIM). “No entendemos cómo se detecta un vertido de madrugada y se permite

El vertido de crudo ha llegado a la playa./ Foto cedida por Agadén

El vertido de crudo ha llegado a la playa./ Foto cedida por Agadén

que llegue a la costa. ¿Dónde están los medios de retención? ¿No está la empresa preparada para fallos así?”, se ha cuestionado Marín.

En una zona tan sensible como la Bahía no se puede permitir que operen las compañías sin que demuestren suficiente capacidad de reacción, pues una vez que estos vertidos llegan a la costa, ya es demasiado tarde. De hecho, vecinos y organizaciones ecologistas ya han denunciado esta mañana la llegada del crudo a playas como la de El Rinconcillo, donde el fuel ha alcanzado la arena.

En este sentido, exigimos la rápida intervención de todos los medios para que inmediatamente se lleve a cabo la limpieza de la zona, así como que se diriman todas las responsabilidades y se investigue qué ha pasado exactamente y qué ha fallado en la reacción ante este accidente.

Así lo ha reclamado nuestra parlamentaria y coportavoz de EQUO Andalucía, Carmen Molina, que ha solicitado además, tanto a la empresa como al Gobierno andaluz, transparencia en la gestión de este suceso, pues “estamos hartos de que mientras los beneficios de actividades como éstas son para la empresa privada, las consecuencias de sus accidentes son para todos, pues afectan a nuestro mar, nuestras playas y nuestro entorno”.

Molina ha insistido en la necesidad de que la Junta de Andalucía lleve a cabo una especial vigilancia sobre la actividad que se desarrolla en la zona de la Bahía. “Existe una refinería y un intenso tráfico marítimo, lo cual nos obliga a multiplicar el control y asegurar que existen planes de actuación y de emergencias que se cumplen escrupulosamente”, ha destacado la parlamentaria, que pide a la Administración que ponga las medidas oportunas para garantizarlo.

Este tipo de accidentes seguirán siendo inevitables mientras sigamos instalados en el actual modelo energético dependiente de los combustibles fósiles, por lo que insistimos en la necesidad de llevar a cabo una transición hacia un modelo basado al 100% en las renovables. Tal y como demuestran accidentes como estos, esta actividad supone una amenaza para sectores como el turismo o la pesca, así como para la salud de las personas. Por eso debemos apostar por la alternativa.

Comentarios cerrados.