Consideramos preocupante que al consejero de Empleo le parezca “desproporcionado” que se haga cumplir la ley

El delegado de Economía y Empleo de la Junta en Jaén, Antonio de la Torre, ha sido detenido por adjudicar un contrato de publicidad de manera supuestamente fraudulenta. No entendemos las palabras al respecto del consejero de Empleo, José Sánchez Maldonado, quien ha tildado de “desproporcionado” el número de horas que De la Torre ha estado detenido.

 

En EQUO Andalucía nos parecen preocupantes las declaraciones del consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, con respecto a la detención del delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Jaén, Antonio de la Torre, por la adjudicación de un contrato de manera supuestamente fraudulenta.

De la Torre, que ha sido puesto en libertad con cargos, fue detenido en la tarde de este lunes junto a otras tres personas por una adjudicación presuntamente irregular en la que habría participado cuando trabajaba en la Diputación de Jaén. Al respecto, el consejero de Empleo ha llegado de calificar de “desproporcionado” el número de horas que ha durado la detención, en unas declaraciones que consideramos nada acertadas.

“La justicia debe contar con todo el respeto, especialmente, de quienes ostentamos cargos públicos”, ha señalado nuestra coportavoz y parlamentaria, Carmen Molina, que ha reprochado a Sánchez Maldonado estas desafortunadas declaraciones.

Y es que llama la atención que en vez de preocuparse por lo que realmente se le imputa a un compañero suyo, que ostenta un cargo y al que se está acusando de vulnerar la Ley de contratos del sector público, el señor consejero se preocupe del número de horas que ha estado detenida esta persona, a la que se le está cuestionando si cumplió o no con la legalidad. “No entendemos que se pueda considerar como desproporcionado que se haga cumplir la ley”, ha insistid Molina.

Desde EQUO Andalucía destacamos la necesidad de respetar la presunción de inocencia de todas las personas, pero también dejar a la justicia y los investigadores realizar su trabajo, respetándolos y no poniendo en duda su profesionalidad.

Comentarios cerrados.