Nueva legislatura y las causas pendientes en Andalucía

En esta nueva legislatura urge buscar soluciones a los conflictos ambientales que afectan al territorio andaluz. Y es que hay asuntos que no pueden seguir soportando la política de interinidad de los últimos meses.

Esta semana ponemos especial interés en contaros la crisis ambiental que sufre buena parte de nuestro territorio porque los conflictos sin resolver, en muchas las provincias andaluzas, no esperan, por lo que apremiamos a abordar cuanto antes, desde el mismo momento en el que se constituya el Gobierno, las soluciones que desde el Ejecutivo central se proponen para asuntos como la situación límite por la que atraviesa el acuífero de Doñana, el transporte y almacenamiento de residuos nucleares en Andalucía, o las balsas de fosfoyesos que se apilan en la marisma onubense.

Bosques Andalucía. Zonas Forestales andaluzasNo podemos seguir instaurados en la política de interinidad de los últimos meses, con problemas de gran envergadura guardados en el cajón e insistimos en la necesidad de incorporar la cuestión medioambiental de manera transversal en las políticas y de ofrecer una solución sostenida y sostenible a los conflictos abiertos en muchas de las provincias andaluzas.

“El problema de los fosfoyesos en Huelva, por ejemplo, no se sostiene más”, según comenta nuestra coportavoz Isabel Brito, que ha recordado que ya en esta última legislatura, con Juantxo López de Uralde en el Congreso de los Diputados, se solicitó la comparecencia de la ministra de Medio Ambiente para que explicase el proyecto de regeneración de la zona, al que se opone buena parte de la sociedad onubense.

“La solución debe ser consensuada con los actores sociales, y no puede limitarse a enterrar el vertido, como propone la empresa”, ha señalado Isabel Brito, que ha anunciado que “reclamaremos al Gobierno, nada más que se constituya, que retome el asunto y acepte proyectos alternativos”.

Molina, Uralde y Brito en la última reunión de la Mesa Federal.

El traslado de residuos peligrosos a vertederos o el almacenamiento de restos radiactivos en nuestro territorio, en concreto en las instalaciones de El Cabril, en Córdoba, es otra de las cuestiones que queremos abordar con el nuevo Gobierno, al que exigiremos que deje de apostar por la producción y almacenamiento de energía nuclear en nuestro país y abogue por un futuro más sostenible, limpio y seguro, que evite además los traslados de este tipo de residuos por nuestras carreteras, que conllevan un riesgo de accidente que tendría nefastas consecuencias para la ciudadanía.

El agua y la gestión de las cuencas hidrográficas es otro de los temas urgentes al que el nuevo Gobierno tendrá que hacer frente, pues “la sobreexplotación de acuíferos en provincias como las de Almería o Huelva exige una actuación rápida y una planificación eficaz”, tal y como ha señalado Carmen Molina, nuestra Coportavoz y Diputada en el Parlamento de Andalucía, que ha indicado también que otra de las grandes causas pendientes del Gobierno que llegue será la “vertebración” de nuestra comunidad mediante el ferrocarril tradicional, “un medio de transporte sostenible y llamado a acabar con la incomunicación y el aislamiento de muchas de nuestras provincias”.

Mira esta breve intervención de Carmen Molina en el Parlamento de Andalucía sobre la movilidad y la necesidad de desarrollo del tren que acerca los pueblos en Andalucía:

Desde EQUO en Andalucía lamentamos que la falta de acuerdo para formar Gobierno en primera instancia y la carrera electoral después haya provocado que asuntos tan importantes como estos sigan olvidados y sin siquiera propuestas de solución a la vista, como si nos pudiésemos permitir indefinidamente Gobiernos y ministras de Medio Ambiente o Fomento en funciones.

Frente a ello, reclamamos que se establezca una agenda sobre cómo y cuándo se abordarán estos asuntos pendientes, con transparencia tanto en los tiempos como en las medidas a adoptar por parte del Gobierno central, al que exigimos que, a la hora de tomar decisiones, cuente con los colectivos y las asociaciones implicadas, las que llevan años trabajando sobre el terreno, pues son quienes mejor conocen la problemática y sus soluciones más eficaces.

Comentarios cerrados.