Carmen Molina vuelve a apostar por impulsar el ferrocarril en su análisis sobre las inversiones del Estado en infraestructuras

La coportavoz de EQUO Andalucía Verdes y diputada en el grupo parlamentario de Podemos Andalucía defendió ayer en el pleno del Parlamento andaluz diseñar y financiar una red de transporte público intermodal, accesible y coordinada. Molina instó a “dilucidar lo que beneficia a la población andaluza al margen de competiciones por la financiación con otras comunidades”.

 

Carmen Molina durante su intervención en el Pleno

La coportavoz de EQUO Andalucía Verdes y diputada en el grupo parlamentario de Podemos Andalucía, Carmen Molina, analizó ayer en el pleno del Parlamento las inversiones del Estado en infraestructuras y aprovechó para hacer de nuevo un llamamiento a impulsar un modelo de movilidad pensado para las personas y donde el ferrocarril convencional adquiera protagonismo.

Carmen Molina instó así al Parlamento a “dilucidar lo que beneficia a la población andaluza al margen de competiciones por la financiación con otras comunidades”, recordando que las infraestructuras que vertebran y ponen en comunicación a los distintos territorios benefician a todas las personas, “pues no estamos aisladas del resto, y por tanto, las carreteras y las vías férreas no se cortan donde acaba nuestra comunidad”.

Para nuestra coportavoz es hora de que “comencemos a tejer una red de solidaridad interterritorial y de transporte eficiente que sea muestra del modelo de país que queremos” y del modelo de movilidad que desarrollamos. En este sentido, Molina ha vuelto a insistir en que “frente al modelo de conexión radial favorecido hasta la fecha, hay que promover un modelo de conexión ferroviaria diversificado. Queremos que se estudie la conexión ferroviaria con el sur de Portugal, la reconexión ferroviaria del Almanzora y Baza-Almendricos, la conexión Murcia-Almería, y la convencional Granada-Almería en un horizonte 2020”.

“Los traslados cotidianos de los ciudadanos a sus puestos de trabajo, a los centros de estudio o a los servicios sanitarios son parte fundamental de su día a día. Y si lo analizamos, los servicios públicos de transporte están masificados, sus horarios no se adaptan a las necesidades ni están coordinados con otros servicios: la intermodalidad y la accesibilidad no son, hoy por hoy, una prioridad. Estos déficits afectan especialmente a personas que dedican tiempo y esfuerzo a los cuidados. La coordinación entre servicios esenciales como el educativo y el sanitario y la red de movilidad debe constituirse en objetivo prioritario”, expone Carmen Molina.

“Proponemos por ello, diseñar y financiar una red de transporte público que sea intermodal -que permita la conectividad de servicios de bicicleta, coche, autobús y ferrocarril-, accesible -que mejore el uso para las personas con movilidad reducida-, y coordinada -combinando los servicios de transporte para adaptarlos a los educativos y sanitarios, estudiando las rutas y horarios de ambos para generar sinergias y facilitar su uso-“.

Comentarios cerrados.